Empieza la era de la ropa de comercio justo

Nos hemos dado cuenta de que cada vez hay más gente que busca alternativas al FastFashion, o en otras palabras, a las prendas de producción masiva producidas a base de mano de obra esclava.

Parece increíble pero es una dura realidad que encontramos en la mayoría de la industria textil actual.  Por suerte cada vez hay más opciones para dejar de lado esta explotación y consumir de nuevo de una manera consciente.

Moda ética y responsable, basta ya de explotación.

«Camisetas a tres euros y como encontrarlas… «

Suena a peli mala y es que son los mismo, aparecen a todas horas. Es bastante fácil tanto para el consumidor como para el comerciante y si tiramos de la manta ya sabemos lo que hay detrás, seguramente encontremos a un Señor Ortega o a una señora Bao , multimillonarios que han cultivado su fortuna a costa de aprovecharse económicamente de los trabajadores de países donde los derechos humanos se tambalean.

El derrumbamiento en 2013 del Rana Plaza en Bangladesh nos abrió a muchos los ojos y se puso en el tintero la cara más oscura de las grandes industrias textiles. Hoy en día ya sabemos lo que ocultan las etiquetas de las camisetas fabricadas en Bangladesh o Urzbekistan.

Si bien lo que para nosotros es una simple elección, para muchos trabajadores de estos países es su realidad. Es la vida de un niño obligado por el gobierno a trabajar en los tóxicos campos de algodón de Uzbekistan, el mayor productor mundial de algodón y donde grandes empresas de la moda Europea han logrado secar en tan solo 50 años el Mar Aral, una de las mayores reservas de agua dulce del mundo.

O la realidad de un trabajador en una de las terroríficas fabricas de ropa en Bangladesh donde hay gente trabajando 24h, por un salario que no permite cubrir ni la mitad de sus necesidades básicas.

¡Pero cuidado! no te dejes engañar. A veces no hace falta ni siquiera irse a países subdesarrollados, detrás de etiquetas «Made in Europe», podemos encontrar fabricas llenas de trabajadores sin papeles, explotados de igual manera.

Ante esto se plantean dos opciones, cerrar los ojos y permitir estas catástrofes, o buscar alternativas a ellas. Un sencillo consejo es buscar siempre los certificados como «Comercio Justo», «Fair Trade» o «GOTS».

Nuestra contribución hacia un comercio más responsable en la industria textil

No  queremos a engañar a nadie,  nosotros no vamos a cambiar el mundo desde RATSLAB, nuestro pequeña marca. ¡Necesitamos tu ayuda ! necesitamos ser más los que rechacemos esta injusticia.

No podemos decidir las leyes que legislan hasta donde llega el poder de los mastodontes de la industria textil, sin embargo sí hay una opción. Una de nuestras máximas es “se el cambio que quieres ver en el mundo” entre todos podemos mover el mundo, crear una corriente que pueda llegar a derrotar a las grandes industrias.

Hay un concepto muy interesante llamado Accion Directa que engloba una manera de actuar no mediada, sino decidiendo sobre tus propios actos. Pero ¿cómo es posible hacer que tus decisiones tomen un valor importante en la sociedad? Simple, hoy en día el dinero mueve el mundo y tu decides a quien quieres apoyar con tu dinero. Con cada euro que gastas apoyas los valores de la empresa o marca a la que se los das, así que asegúrate de elegir bien. Nuestros bolsillos son mas pequeños, pero unidos cada vez somos más poderosos.

Que características debe tener una prenda para poder afirmar que es de comercio justo.

Los principios de comercio justo según la “World Fair Trade Organization” son:

1. Creación de oportunidades para Productores en Desventaja Económica.

El comercio puede ser una potente arma para reducir la pobreza. Mediante un sistema de ayudas, los pequeños productores pueden llegar a disfrutar de una autosuficiencia económica.

2. Transparencia y rendición de cuentas.

La clave para una conseguir una organización justa es ser una organización transparente. En España sabemos mucho de esto…  A demás una organización de comercio justo debe buscar formas parcitipativas de trabajo, es decir, involucrar en la toma de decisiones a todos los niveles de la cadena de producción.

3. Prácticas de Comercio Justas

Por suerte son muchas y variadas. Se comercia buscando el bienestar social y económico de los pequeños productores, mediante prácticas comerciales justas y duraderas. Los comerciantes comprenden la situación de desventaja de sus productores y no buscan aumentar los beneficios a su costa. Los productores por su parte, aseguran entregas puntuales y productos de alta calidad.

4.Un precio justo

Un precio justo es un precio acordado mutuamente, dialogado por todas las partes involucradas en el proceso.

5. No al trabajo infantil ni al trabajo forzoso

Tan simple como cumplir de manera digna y real el convenio de la ONU sobre los Derechos del Niño. A demás las organizaciones también aseguran que ningún empleado, socio o persona trabaja obligada, ni perjudicando su bienestar, ni su seguridad.

6. Compromiso de No Discriminación, Igualdad de Género, Potestad Económica de las Mujeres y Libertad de Asociación.

Un punto bastante completo, que asegura la igualdad de todos los trabajadores. El mismo derecho por tanto, a unas condiciones de trabajo dignas, justamente remuneradas y con idénticas posibilidades de ascenso. Esto supone una política clara para fomentar la igualdad de sexo.  A demás la organización tanbién respeta el derecho de todos los empleados de formar y unirse a sindicatos de su elección y negociar colectivamente.

7. Condiciones de trabajo dignas.

La organización proporciona un entorno de trabajo seguro y saludable para sus empleados o socios. Rechazando los horarios abusivos y los trabajos peligrosos.

8. Desarrollo de Capacidades

La organizacion comprometen a ayudar a los pequeños productores a mejorar en cuestiones administrativas y productivas.

9. Promoción del comercio Justo

Es importante formar parte de un comercio justo, pero aun más fomentarlo, para que pueda seguir aumentando. Es importante marcar objetivos y actividades, alcanzables con una publicidad y marketing siempre honesto.

10. Respeto por el medio ambiente.

El comercio justo y la sostenibilidad medioambiental vienen de la mano. Es muy importante el uso de materias primas sostenibles, que no destrocen sus tierras y que fomenten el comercio local de su región. Así como otras medidas que reducen el impacto medioambiental (eliminación de pesticidas, utilización de materiales reciclables, reducción de residuos y de emisiones de gases con efecto invernadero…) y reducen el consumo energético.

«Fast fashion» el rápido ciclo de la ropa de usar y tirar. ¿Qué es y cómo combatirlo?

Desde que hemos entrado en el mercado de la moda y hemos visto el costo real de una cadena de producción justa, nos parece indignante hasta que punto las grandes marcas textiles son capaces de bajar los precios, recortando los costes a costa del maltrato a los productores y al planeta. Esta claro, todo esto simplemente con el objetivo de enriquecerse aun más, gracias a su estrategia maestra, ofrecer productos de mala calidad, para saciar la necesidad de consumismo que ellos mismos han creado, eso si, tampoco durante mucho tiempo, ya que la prenda estará echa trapos en menos de un año y si no, ya se encargarán de crear una nueva moda para que todos tus outfits queden anticuados en unos meses.

No tenemos porque sumarnos a esta rueda, es importante consumir de manera consciente, reduciendo la cantidad de ropa que adquirimos cada año y sustituyendo las prendas baratas por prendas de mayor calidad, comercio justo o incluso segunda mano.

¿Dónde comprar moda con valores, libre de explotación laboral?… a buen precio.

De acuerdo estoy concienciado, no volveré a comprar una prenda que fomente la mano de obra esclava, pero… ¿dónde se esconde esta ropa?

Realmente no estamos tan escondidos, ya no somos una especie en extinción, solo tienes que quitarte las gafas color rosa del consumismo masivo que nos han puesto, eliminar estas tiendas de tu ángulo de visión y un nuevo tipo de mercado aparecerá ante tus ojos .

¡¡Pero no por arte de magia!! busca en el todopoderoso Google para encontrar tiendas online como la eco-tienda de RATSLAB, o directorios de ropa donde se recopilan cientos de tiendas diferentes. Pasea por tu ciudad entrando en las tiendas de ropa independiente, en los pequeños comercios y en las concept stores, lo sé, da miedo, pero la clave esta en evitar las grandes cadenas. Enfrentate a ese nuevo concepto de tienda, con dependientes que te saludan y prendas que no has visto ya  en 20 personas por la calle. Puede que sus precios y su estilo te sorprendan y con suerte te apasionen.


¡Si te pica la curiosidad y quieres cotillearnos, te dejo el enlace a nuestra tienda de ropa de comercio justo!

TIENDA RATSLAB

Si quieres saber más sobre cuáles son los valores que nos hacen especiales echa un vistazo a nuestro artículo sobre moda ética y Slow Fashion, o visita directamente los pilares que cimentan RATSLAB.

¡O visita nuestra tienda ecológica online!

Empieza la era de la ropa de comercio justo
5 (100%) 2 votes