La ropa ecológica y orgánica ya es una realidad

Cada día somos más los que nos preocupamos por el planeta y qué va a ser de él de aquí a unos años. Palabrejas como ecológico u orgánico llegaron a España hace unos años con paso lento pero firme. En aquel entonces prácticamente nadie se preocupaba por cómo se hacía su ropa o de dónde salía su comida. Todo valía si con eso podíamos comprar y vivir por encima de nuestras posibilidades.

Por suerte, ¡eso ya se está terminando!

La prueba de esto es que tu estás aquí leyendo esto, bien sea porque eres un o una ecologista empedernida y ya sabes de que va la historia, o bien porque estás [email protected] en la moda ecológica. Y eso es un éxito, cada granito cuenta.

Pero no me enrollo más, vamos al meollo del asunto, si lo único que quieres es comprar una de nuestras increíbles prendas visita nuestra eco-tienda. Si lo que quieres es saber más de el tema, como por ejemplo, ¡¿Cuál es la jodida diferencia entre ecológico y orgánico?! ([email protected], nadie lo sabe realmente), sigue leyendo.

¿Qué significan ecológico y orgánico?¿Cuál es la diferencia?

La Normativa Europea trata ambos términos, junto con «biológico», como si fuesen sinónimos los tres. Pues si, se podría decir que son lo mismo aunque con algún matiz. Realmente ambos términos se utilizan para referirnos a lo mismo, si bien es cierto que ecológico hace referencia a un concepto más amplio en el que no merece la pena perderse.

Y estarás pensando: Si, hablar de la Normativa Europea y eso queda muy guay, pero ¿cuál es el significado de ecológico?

Los productos ecológicos, orgánicos y biológicos son aquellos en los cuales durante su cultivo no se han utilizado fertilizantes ni otros químicos. Tratando de respetar el proceso de crecimiento de las plantas para que sea lo más similar a cómo se desarrollarían en la naturaleza.

Pongamos de ejemplo el algodón con el que se hace una camiseta. La planta de la que se obtienen las fibras parte de una semilla, eso es obvio.

Aquí en Europa el cultivo o venta de productos o materiales de origen transgénico está prohibido, sin embargo en países como India y Bangladesh no existe legislación al respecto y dado que los transgénicos producen mucho más a pesar de destruir el entorno, la mayoría de los cultivos provienen de este tipo de semillas transgénicas.

A lo largo del proceso de producción surgen mil diferencias en las que no voy a entrar en detalle, pero piensa esto, ¿tienes o has tenido alguna vez plantas en casa? Las plantas requieren atención y mimos para crecer sanas. E incluso en algunas ocasiones ni siquiera eso es suficiente, vienen plagas, sequías, inundaciones… Al algodón de tu ropa le sucede lo mismo, y las dos alternativas para solucionarlo son: o tiempo, dedicación y plantaciones menos intensivas o productos químicos.

Vale, muy bien, pero ¿por qué son tan dañinos para el planeta esos transgénicos y productos químicos?

Antes de nada, un breve inciso para puntualizar cuáles son los químicos más utilizados en la industria agro-alimentaria y especialmente en la del algodón:

  • Hormonas de crecimiento: si, para que las plantas se pongan cachas y creazcan más rápido.
  • Fertilizantes: para suplir el destrozo que le haces al suelo.
  • Herbicidas: para que no crezcan plantas indeseadas (todo lo que no es algodón, claro).
  • Insecticidas: el nombre lo explica todo.
  • Fungicidas: del latín «fungus» , hongo.
  • Rodenticidas: mata ratas en castellano corriente.
  • Un montón más de productos para matar distintas formas de vida, todos acabados en -icida.

¿Por qué son tan perjudiciales para el medio ambiente? Porque la idea es destruir cualquier forma de vida que pudiese haber allí antes y exprimir los recursos minerales y biológicos del suelo hasta que ni los fertilizantes puedan suplir las carencias y se quede seco y muerto.

Una vez el terreno ha sido erosionado hasta ese extremo, es abandonado. Pero los químicos permanecen lo que impide que el terreno pueda recuperarse durante décadas o cientos de años. Y el problema medioambiental persiste por muchas generaciones.

El algodón no es el único tejido ecológico para prendas de vestir

Este es un tema en el que no me quiero enrollar mucho, la verdad es que ecológico se centra más en el proceso que en el propio material.

No obstante, hay materiales en los cuales se viene apostando por una producción ecológica los últimos años, los más importantes serían: lino, cashmere, algodón, fibra de bambú, tencel, cáñamo y yute. Aunque seguro que me estoy dejando la mitad en el tintero.

También es importante a la hora de comprar ropa ecológica y orgánica preocuparnos por la procedencia de las tintas que se han usado para teñir o estampar la prenda, ya que estas también generan residuos y tienen su impacto.

¿Merece la pena comprar ropa eco-sostenible, es de mejor calidad, qué beneficios tiene?

A esta pregunta te voy a dar una respuesta ambigua de entrada: si y no.

Por una parte la calidad si que es muy superior, quien tenga una prenda de ropa eco. te lo podrá decir. Se nota en el algodón, en cómo envejece la camiseta y además al no contener residuos de productos tóxicos, en que no irrita la piel de los sensibles, alérgicos y de los más peques.

¿Entonces ese «si y no» a qué c*****s viene?

Nosotros, como marca, nos hemos puesto un compromiso un poco más alto, que empiece a entrar el moda ecológica en España aunque principalmente lo haga a través de grandes ciudades como Madrid y Barcelona ya es un paso enorme a nivel social.

No obstante consumir ecológico no lo es todo, ¿de qué te sirve que el algodón de tu ropa no tenga pesticidas si la hizo un niño indio en un taller esclavizado?,¿o qué más da si no usaron fertilizantes si luego el hilado que le hicieron al algodón era de mala calidad y a los dos lavados se te cae a pedazos? Comprar de forma responsable es importante.

Es decir, ECOLÓGICO Y ORGÁNICO SI, pero mejor si es MODA ÉTICA O SOSTENIBLE.

Ropa ecológica reivindicativa

En RATSLAB nuestros diseños originales acompañan a nuestros productos.

Porque creemos que la moda puede ser un agente de cambio y transformación social y no unicamente eso que cambia cada año y le da dinerito al señor Amancio.

En cada uno de nuestros estampados hay un mensaje, lo veas o no, que sale desde lo más profundo de nosotros, de nuestras ganas de hacer algo mejor. Algunos surgen de una superación personal, otros de una queja de algo que no nos gusta y otros para reivindicar un mensaje en defensa de los animales, el medio ambiente o cualquier cosa que nos parezca importante.


¡Si te pica la curiosidad y quieres cotillearnos, te dejo el enlace a nuestra tienda de ropa de comercio justo!

TIENDA RATSLAB

Si quieres saber más sobre cuáles son los valores que nos hacen especiales echa un vistazo a nuestro artículo sobre moda ética y Slow Fashion, o visita directamente los pilares que cimentan RATSLAB.

La ropa ecológica y orgánica ya es una realidad
5 (100%) 2 votes